joaquín Phoenix joker

¿Cuánto peso perdió Joaquín Phoenix para su papel de Joker?

Es evidente con el éxito que está teniendo la nueva película del Joker que las personas empiecen a hablar de su protagonista: Joaquín Phoenix. Lo que no todo el mundo sabe es que tuvo que perder una elevada cantidad de peso en poco tiempo. Pero, ¿qué consecuencias puede tener este tipo de dietas?¿Son perjudiciales para la salud? 

Historias como la Phoenix, en las que nuestros actores favoritos tienen que realizar grandes cambios en su físico en apenas meses, las hemos visto repetidas multitud de veces en el mundo cinematográfico. Existen conocidos casos internacionales como Matthew McConaughey en Dallas Buyers Club para interpretar a un enfermo de sida, o,  Hugh Jackman en Lobezno que bajó hasta seis kilos de grasa y aumentó 12 de masa magra en apenas 4 meses de estricta dieta y duro entrenamiento.  También tenemos ejemplos en la industria del cine español, por ejemplo, con Mario Casas en la película que protagonizo “El fotógrafo de Mauthausen”, en el que durante su proceso su doctora le recomendó que no debía continuar por su salud.

Mario Casas delgado
Mario casas en el El fotógrafo de Mauthausen.

Por lo tanto, en nuestra labor por educar vamos a explicar el precio físico y metabólico de este tipo de dietas, fijándonos en el caso del nuevo Joker y candidato al próximo Oscar.

Joaquín Phoenix adelgaza 23 kilos en tiempo récord

Algunos medios hablan de que el actor (vegano) logró bajar alrededor de 23 kilos en un periodo de 4 meses, lo que significaría una pérdida de peso de unos 6 kilogramos por mes, el equivalente a perder una pierna (23 kilos). Este tipo de plan nutricional, donde se menciona que el actor debía consumir no más de 500 calorías diarias, lleva al cuerpo a un estado de alerta donde empieza a gastar sus reservas ya que lo mínimo necesario para la supervivencia del ser humano suelen ser unas 1000 calorías al día (sin contar ninguna actividad).

Cuando el cuerpo necesita tomar las reservas utiliza no solo la grasa sino la proteína que se encuentra en los músculos generando un mayor trabajo renal y hepático que puede derivar en múltiples enfermedades. No obstante, el mantener este plan alimenticio genera también un problema psicológico (a veces mucho más peligroso que el daño orgánico), donde la mente debe luchar en contra de su instinto de supervivencia, poniendo en grave riesgo su salud actual y futura.

Joaquín Phoenix interpreta a Jóker.

Por más que los actores se encuentren acompañados de médicos, lo que hacen le cobra factura física y emocional a largo plazo. Este tipo de dietas pueden provocar problemas renales, enfermedades hepáticas, anorexia e incluso obesidad, pues una vez que pueden volver a su dieta normal el cuerpo tratará de recuperar todo lo perdido y generar el famoso «efecto rebote». De este modo se crearán más reservas de las que tenía anteriormente, todo con el fin de sobrevivir si debe pasar por otra época de hambruna.

Por todo esto, para que un plan nutricional sea mucho más eficaz y perdure en largo plazo es necesario que se adapte a nuestros requerimientos nutricionales y necesidades, así como a nuestro estilo de vida y gustos. En el caso del nuevo Joker, consideramos que todo este proceso tan traumático de adelgazamiento ha ayudado a la gran interpretación de un personaje tan inestable y emocional. Veremos si todo este sacrificio tendrá recompensa y llegar a conseguir la tan preciada estatuilla de oro en los Oscars.

joaquin phoenix
Joaquin Phoenix interpretando a Joker
Ir arriba